29 nov. 2015

23/11/2015 Monasterio de Sant Pau del Camp IV: El Claustro

Entrar en el pequeño Claustro del Monasterio de Sant Pau del Camp es retroceder diez siglos, abstraerse a la vorágine metropolitana que lo rodea e imbuirse en un ambiente de intimidad y recogimiento. De su antiguedad hablan los arcos de tres o cinco lóbulos más al estilo árabe que románico, y los motivos vegetales de los capiteles de las columnas.

"Su forma es de cuadrado, con grandes pilares en las esquinas y en los ejes de las cuatro pandas. Estos grandes machones dividen cada galería en dos arcos por cada lado. La originalidad de este claustro radica en la sustitución de los arcos de medio punto -o apuntados- habituales por trazados polilobulados (de tres y cinco lóbulos, según la panda).


La influencia musulmana no sólo se deduce por la morfología de los arcos lobulados sino por la disposición empleada en los sillares que se aparejaron no radialmente, mediante dovelas, sino en disposición horizontal "enjarjados".

Estas particulares estructuras apoyan sobre parejas de columnas con sus fustes bastante separados, por lo que los capiteles sólo comparten los cimacios, apareciendo individualizados. El podio en que se sustentan es bastante bajo por lo que la figuración escultórica de los capiteles no queda demasiado alta con relación a la vista".

http://www.arteguias.com/monasterio/santpaudelcamp.htm




























 


.

  

2 comentarios:

  1. Que belleza. Lo acabo de ver, con calma y efectivamente he sentido paz. Me alegro mucho que lo veas, lo disfrutes, lo fotografíes y lo compartas

    ResponderEliminar
  2. gràcies, són unes fotografies magnífiques.

    ResponderEliminar