31 jul. 2017

09/07/2017 Araba. BOLA-JOKOA / ESKUTXULO

"Uno de los deportes más viejos que aún se practica en Euskal Herria.
Tiene múltiples variantes en cuanto a la bola, brillas, distancia de lanzamiento y reglas. Las modalidades en las que se juegan son bolo-palma, "irutxulo" y "eskutxulo", siendo esta última la más extendida en Gipuzkoa."


Ver: https://www.youtube.com/watch?v=NoKJDONQQeM&feature=youtu.be

"Modalidades locales de juego de bolos: Existen en el País Vasco numerosas variantes del juego de los bolos que se suelen practicar generalmente en el medio rural: bolos a cachete... A diferencia del Bearn, donde se juega sólo con 3 o 6 bolos, en la modalidad tradicional de Lapurdi se juega con 9 bolos. Se colocan formando un cuadrado sobre una superficie plana, siendo la longitud de un bolo la distancia que se deja entre cada dos bolos. El del centro lleva una señal especial. Los jugadores lanzan una bola de madera de entre 3 y 4 kilos desde un punto a 15 metros del bolo central. En Álava existen 9 variantes del juego de bolos."

Ver: https://es.wikipedia.org/wiki/Deporte_rural_vasco
 
Bolera de Okina:



Bolera de Juginzu:




30/05/2017 Graffitis en Gràcia

Graffitis y arte callejero en Gràcia

Fotos: Jordi Noguera 

























30/05/2017 La Casa de las Alturas

"Ahora es la sede del Distrito de Horta-Guinardó, pero la Casa de las Alturas fue concebida para unos usos muy diferentes. El edificio, patrimonio de interés cultural, es uno de los ejemplos más reconocibles del estilo neomudéjar en Barcelona.
Construida en 1890 en unos terrenos de la Sociedad General de Aguas, se llama Casa de las Alturas por la estación de bombeo que había al lado del edificio. Propulsaba el agua hacia arriba, en dirección a unos depósitos situados en la montaña, en Can Baró. Con este sistema se lograba abastecer a la población después del gran crecimiento que había experimentado Barcelona con la consolidación del Eixample.
La proyectó el maestro de obras Enric Figueres para que fuera la residencia del director de la compañía de aguas de ese momento, el ingeniero Nicolau Recúlez. De hecho, siguió las indicaciones de éste. Quizá por eso la casa presenta varios elementos arquitectónicos del estilo neomudéjar que se puso de moda en España en la época, en los últimos años del siglo XIX.
Finalmente, el edificio fue más utilizado como lugar de encuentro para llevar a cabo reuniones y actos de la empresa que como residencia. Ya durante la Guerra Civil sirvió como casa de colonias para los hijos de los trabajadores de Aguas de Barcelona y, al cabo de un tiempo, como sede del Instituto de Investigación Hidrológica.
Los vecinos del Guinardó reclamaron el edificio para el barrio cuando, a mediados de los setenta, después de años de abandono, presentaba un estado de degradación que amenaza su preservación. El Ayuntamiento lo adquirió en 1984 y lo rehabilitó. Situado junto a la ronda del Guinardó, desde 1989 es la sede del Distrito de Horta-Guinardó."

Ver: http://eldigital.barcelona.cat/es/la-sede-del-distrito-de-horta-guinardo-o-la-casa-de-las-alturas_153906.html 
Ronda del Guinardó 49

Fotos: Jordi Noguera