30 dic. 2016

29/08/2016 Tarragona. Palau Municipal II: El Mausoleo de Jaume I

"El panteón del rey Jaime I, en el monasterio de Poblet, había sido profanado tras la desamortización, en 1835. El cura Antoni Serret pudo salvar el cuerpo del rey que, posteriormente, se trasladó a la catedral de Tarragona. En 1906, la Comisión de Monumentos de Tarragona encargó un mausoleo a Montaner para depositar los restos del rey. Por diferentes motivos, el proyecto se fue retrasando y Lluís Domènech murió en 1923. Continuó la obra su hijo Pere Domènech, que la acabó en 1924. Sin embargo, los restos del rey volvieron a Poblet el 1952. el mausoleo fue depositado en un almacén hasta su restauración, en 1987. en 1992 se instaló en su emplazamiento actual, en uno de los patios del Ayuntamiento.Es una obra de gran originalidad. El féretro tiene forma de nave, con un ángel en la popa y una dama que lleva la corona, como mascarón de proa. Reposa sobre una peana que simula las olas del mar y lo cubre un dosel coronado con pináculos. Está decorado con mosaicos con los escudos de los diversos territorios de la corona, entre otros símbolos, medallones e inscripciones alegóricas.DESCRIPCIÓN TÉCNICAInformación cedida por el Consejo del Modernismo de la Ciudad de TarragonaEn agosto de 1906 la Comisión de Monumentos de Tarragona encomendó a Lluís Domènech un proyecto para instalar las despojos reales. El arquitecto Domènech, que contó con la colaboración del escultor Narcís Bosch y el mosaista Lluís Bru, murió en 1923 y su hijo Pere Domènech Roura se hizo cargo de la obra, que se instala en el crucero de la Catedral, ante el altar del Santo Cristo, pero las piezas que formarían el mausoleo no llegaron a Tarragona hasta 1924.Lluís Domènech usó la simbología de una nave, esculpida en piedra, sumamente bella y lujosa, de pórfido y adornada con mosaicos. La tumba está guiada por dos esculturas: a popa, un ángel y en proa, una figura femenina. Por encima del féretro hay un espectacular dosel soportado por ocho columnas cilíndricas rematadas por pináculos; su base es frágil, reposan encima de las olas granates. Hay un espléndido repertorio escultórico y el uso de mosaicos con los escudos, las leyendas y los blasones del conquistador.El Ayuntamiento, en los años 1986-87, encargó la restauración los tarraconenses Eustaqui Vallés y Helena Calaf. Definitivamente el arquitecto Lluís Bañeras y el escultor Bruno Gallart 1992 proponen colocar el mausoleo en el patio del Ayuntamiento".

Ver: http://www.poblesdecatalunya.cat/element.php?e=3553
Ajuntament de Tarragona 
































29/08/2016 Tarragona. Palau Municipal

"En el lugar donde había habido un convento de franciscanos (siglo XIII), y luego un de dominicos (siglo XVII), se trasladó el Ayuntamiento a mediados del siglo XIX. Entre 1861-65 se proyectó la nueva fachada, de estilo neoclásico. El acabado de la planta baja es de piedra, igual que las balaustradas del piso principal. Las aberturas de este piso se ornamentan con frontones triangulares o semicirculares, siguiendo el orden jónico. Las diversas esculturas y relieves fueron hechos por Bernat Verderol y representan personajes relevantes en la historia de la ciudad, desde la época romana hasta el siglo XIX. en el interior hay dos claustros, en medio de los que se levanta la escalera monumental, obra de Ramon Salas. en uno de los claustros se halla el Mausoleo de Jaume I de Lluís Domènech i Montaner".

Ver: http://www.poblesdecatalunya.cat/element.php?e=3172
Plaça de la Font