30 may. 2017

12/05/2017 Antigua capilla de los Padres Camilos, actualmente Iglesia ortodoxa rusa de la Anunciación

"Iglesia de San Jordi

La iglesia parroquial de Vallcarca fue inicialmente la de Sant Genís dels Agudells, hasta que en los años 1920 se decidió establecer una tenencia parroquial en el propio barrio, esta vez vinculada a la iglesia de Nuestra Señora de Gracia y San José (els Josepets), en la plaza de Lesseps. Se escogió entonces la capilla de los padres camilos ubicada en la calle Mare de Déu dels Reis, construida en 1910, que se convirtió en iglesia de Sant Jordi en 1924. En 1956 pasó a ser parroquia independiente, por decreto del obispo Gregorio Modrego. Con el aumento de la feligresía la antigua capilla se quedó pequeña, por lo que entre 1965 y 1973 se construyó una nueva iglesia, ubicada en el viaducto de Vallcarca. La antigua capilla fue cedida en 2012 a la Iglesia ortodoxa rusa, y reconvertida en iglesia de la Anunciación.

Ver: https://es.wikipedia.org/wiki/Vallcarca_y_los_Penitentes
Carrer de la Mare de Déu dels Reis, 12

Fotos: Jordi Noguera 
Dibujo: Josep Callejón

 
 






 

03/05/2017 Escaparate de la Antiga Casa J. Xancó Cotchet

"Tienda de ropa de hombre, fundada en 1820. Ubicada en La Rambla, 80."

Ver: https://bcnroc.ajuntament.barcelona.cat/jspui/handle/11703/97873 
 
"Es uno de los 32 establecimientos emblemáticos de Barcelona que serán intocables"

Ver: http://www.elperiodico.com/es/noticias/barcelona/tiendas-emblematicas-barcelona-intocables-4012041













 Foto del interior de Masters, Bob en http://calaix.gencat.cat/handle/10687/119886


12/05/2017 Valla del antiguo convento de los Padres Camilos

"La valla del antiguo convento de los Camilos fue hecha en 1910 por Joan Baptista Feu Puig. Revestida con mampostería de piedra, se caracteriza por su coronamiento sinuoso, al gusto modernista, con un goterón de ladrillo visto."

Ver: http://www.poblesdecatalunya.cat/element.php?e=6277
carrer Gustavo Bécquer, 12-14 - Sant Camil, 2 -20

Fotos: Jordi Noguera 
Dibujo: Josep Callejón

Hoy en día es la valla dels Jardins Maria Baldó  










29 may. 2017

31/03/2017 Edificio del Carrer d´en Tantarantana 4

Sin información del Edificio del Carrer d´en Tantarantana 4. Es destacable la puerta enmarcada en piedra y con potentes bases hidrófobas: en esta casa nació y vivió Madrona Clarina i Colomer
que murió exactamente en la fecha que profetizó, en olor a santidad.

Sobre la calle d´en Tantarantana:
"Según el nomenclátor histórico del ayuntamiento de Barcelona, la calle Tantarantana ya se llamaba de este modo hace tres siglos (documentación oficial lo data en el año 1716) y allí era donde vivía el pregonero de la ciudad que anunciaba con un redoble de tambor o un toque de trompeta las noticias oficiales. Esto hizo que el resto de ciudadanos conocieran a este personaje por el mote del ‘Tantarantana’ o ‘Tantarantán’, por la secuencia de sonidos que hacía con sus avisos/toques: ….tant, tarant, tant , tarant….”.
Sin embargo muchos son los vecinos del barrio (sobre todo las personas más ancianas) que sitúan el origen del nombre de la calle al repique de campanas (“….tant, tarant, tant , tarant….”) que se oía en toda la calle y que provenía del cercano Convento de Sant Agustí Vell, aunque la versión oficial que apunta el ayuntamiento (y da por oficial) es la que más historiadores apoyan y señalan como posible.
El Diccionario de la RAE recoge el término ‘tantarantán’ como el sonido del tambor o del atabal, cuando se repiten los golpes.

Ver: http://blogs.20minutos.es/yaestaellistoquetodolosabe/por-que-la-calle-tantarantana-de-barcelona-se-llama-asi/








 

09/11/2016 Passatge Sert.y la antigua fábrica de mantas de Bonaventura Solà i Sert

"Puedes haber pasado miles a veces por delante sin haberte dado cuenta de que existía nunca. El pasaje Sert queda oculto detrás de las fachadas de los edificios, de tal forma que quién no se fija no tiene manera de encontrarlo: los que no lo conozcan pueden no sospechar su existencia. Une la calle Trafalgar, paraíso de la venta de ropa china al por mayor, con la calle Sant Pere més Alt, la zona de influencia directa del Palau de la Música y de sus avalanchas de visitantes. Pero el pasaje Sert ha preservado una identidad propia, y se desmarca completamente de su entorno. 
Luz y plantas 
El pasaje Sert une dos mundos, pero es a su vez un mundo propio. En realidad, el pasaje Sert tiene un aire muy poco barcelonés. Unas cuantas plantas en la calle, muchas plantas en los balcones, luz... Un lugar donde no nos acosarán ni coches ni bicicletas y donde el silencio es la norma. En los últimos años se ha rehabilitado mucho, y buena parte de las casas están ocupadas por lofts y oficinas completamente reformadas. Ha pasado de ser un sitio oculto y degradado, a formar parte de la Barcelona con encanto, y de hecho ya tiene algún comercio de diseño, símbolo del avance de los tiempos. 
Una antigua fábrica
El edificio actual se alzó en 1867, sobre la antigua fábrica de mantas de Bonaventura Solà i Sert. Lo construyeron los hermanos Sert, de la empresa Sert Hermanos y Solá, S. A., que también tenía fábricas de tejidos en Gràcia, Mataró, Castellterçol y Taradell. La nueva fábrica iba destinada a alojar un gran número de telares mecánicos, una maquinaria que en aquel momento estaba en plena expansión. La empresa presumía de tratar bien a los trabajadores, pero en su fábrica tenía un papel destacado el trabajo infantil, y el más abundante era el trabajo femenino, pagado a la mitad de salario que el masculino. 
Los Sert
Se dice que el pintor Josep Maria Sert nació en 1874 en este pasaje, propiedad de su familia. Sert empezó a pintar de muy joven y se juntó con el círculo de artistas católicos que frecuentaban el Círculo Artístico Sant Lluc. Se destacó como muralista, sobre todo usando la técnica de la grisalla, que permite dar impresión de volumen a pesar de usar un solo color. Pintó la catedral de Vic y el Saló de les Cròniques del ayuntamiento de Barcelona. Tenía un estilo muy peculiar, muy alejado de las modas del momento. Su sobrino, el arquitecto Josep Maria Sert, fue un miembro destacado del GATPAC, el grupo que renovó la arquitectura catalana en tiempo de la República (con la colaboración de otros arquitectos realizó la famosa Casa Bloc de Sant Andreu). Tras la guerra civil se tuvo que exiliar y buena parte de su obra la realizó en Estados Unidos. En Barcelona, entre sus obras, destaca la Fundació Miró y el Pavelló de la República, que es una reproducción del original, instalado en París para la Exposición Universal de 1937. 
Muy cerca
En el pasaje Sert, lo mejor que podéis hacer es sentaros un rato en su bar y disfrutar de la calma que rodea este espacio viendo pasar a los peatones. Si queréis tomar una tapita en un local acogedor para redondear la visita, no lo tenéis fácil: estáis a cuatro pasos del Palau y la masificación turística hace que haya muchos lugares caros y malos"

Ver: http://www.elnacional.cat/es/cultura-ideas-artes/pasaje-sert-barcelona_107610_102.html 

 Entre carrer Sant Pere mes Alt (49) y carrer Trafalgar