16 sept. 2015

12/09/2015 Hospital de la Santa Creu i Sant Pau I: El proyecto

Lluís Domènech i Montaner fue el gran rival de Gaudí y un arquitecto con una capacidad casi ilimitada de creación. Quien conozca el Palau de la Música y Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, difícilmente podrá creer que fueran construidos al mismo tiempo; pero él lo consiguió..

Lluís Domènech i Montaner creo un proyecto monumental para este Hospital que no llegó a realizarse en su totalidad. Aplicando las más modernas teorías sobre la ingienería sanitaria, concibió un hospital formado por 48 pabellones, de los que solo se construyeron 28 y solo 16 siguen el proyecto modernista (su hijo Pere Domènech i Roura se ocupó de construir los 12 últimos pero abandonando la estética modernista por el noucentisme, mucho más espartano).

Como la mayoría de modernistas, los símbolos adquieren gran importancia. Así en el mismo proyecto podemos ver que el recinto tenía forma de rombo (desplazado 45º respecto a la cuadrícula ortogonal del Plan Cerdà), que contenía las cuatro barras de la Senyera (formada por las calles secundarias verticales) y la Cruz de Sant Jordi (formada por las avenidas principales).

     
Concebido como "una ciudad dentro de la ciudad", los pabellones estaban discriminados por sexos. A la izquierda los pabellones para las mujeres, diferenciados por especialidades y bajo la protección de Vírgenes o Santas de los que tomaban el nombre. A la derecha, los de los hombres con nombres de Santos. En el centro, los servicios comunes: Administración, Quirófano y el convento de las monjas hospitalarias. Todos ellos estaban comunicados subterráneamente por amplios pasadizos por los que podían circular los vehículos.

El área del hospital ers equivalente a nueve manzanas del Eixample, lo que significaba que cada paciente contaba con un espacio de 145 metros cuadrados, incluidos los jardines con plantas aromáticas y árboles frutales. Los pabellones repletos de luz y colores siguiendo las teorías en boga sobre el efecto y el uso terapeútico de los colores.
  
El Hospital venía a sustituir el antiguo hospital del mismo nombre, situado en el Raval, que databa de 1401 y que se se había quedado pequeño para atender a la creciente población de Barcelona. El legado del banquero Pau Gil, cuyo nombre e iniciales aparecen por todo el recinto, hizo posible esta maravilla, declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1997.


Alfa: año de inicio de la construcción:


Omega: Año del final de la construcción


El Nombre: Santa Creu i Sant Pau


El "sponsor": Pau Gil, comerciante y banquero catalán





No hay comentarios:

Publicar un comentario