6 abr. 2017

02/04/2017 Badalona. Monasterio de Sant Jeroni de la Murtra VI: La cocina y la portería

 "Exclaustración 
Antes de su total exclaustración, la comunidad monástica ya había sido disuelta temporalmente entre 1811 y 1820; el 7 de marzo de 1820, proclamada de nuevo la Constitución durante el Trienio Liberal, los objetos de culto fueron subastados por el estado, después de pasar a manos del vicario general. En 1821 el monasterio fue utilizado como hospital durante la epidemia de fiebre amarilla, que terminó en julio del año siguiente; el Ayuntamiento de Barcelona pagó los gastos de limpieza y desinfección del edificio, por lo que se blanqueó todo el monasterio.Los monjes conseguían volver al monasterio el 5 de abril de 1824, pero a raíz del proceso de la desamortización de Mendizábal, el 25 de julio de 1835 se producía la exclaustración definitiva. La madrugada del 27 de julio el monasterio fue saqueado e incendiado y sufrió grandes destrucciones, el fuego comenzó en la iglesia y se extendió en el ala norte del claustro; fuentes contemporáneas comentan que el fuego duró dos semanas y el humo dos meses.Poco después el gobierno subastó el monasterio, que fue comprado por Jaume Artigas. Desde su exclaustración y venta, el monasterio fue dividido muchas veces en dos y tres propiedades y la finca se dedicó a la agricultura; las dependencias monásticas se adaptaron para esta actividad, sobre todo la parte llamada «Obra Nueva». Después, se convirtió en una colonia de veraneo para barceloneses; las celdas y las otras estancias se convirtieron en apartamentos, tiendas, teatro, para acomodarse al gusto de los residentes. Detrás del monasterio también se construyeron algunas torretas de veraneo.
Hacia 1900, la finca estaba dividida en dos mitades, entre las familias Algarra y Aranyó. Jaume Algarra quedó con la zona del monasterio, donde hizo restauraciones según el gusto de la época, respetando la construcción original. Los Aranyó se quedaron la parte agrícola, y la emplearon también para veranear. Posteriormente, los Algarra vendieron su parte a los marqueses de Sant Mori, que traspasaron los terrenos a la señora Senillosa; según testamento de esta la parte noble del monasterio se destinaría a "Usos de reposo religioso y cultural». La parte de la familia Aranyó quedó dividida en dos. 

La Casa de Santiago ocupó la parte noble del edificio en 1967, según un acuerdo con el propietario mediante un censo enfitéutico. Adquirido en gran parte por Francesca Güell en 1971, allí establecer el «Ámbito de Reposo Francesca Güell», que además de ser un lugar de reposo, la entidad ha restaurado algunos de los edificios del monasterio y ha promovido la restauración de algunas pinturas al fresco con la colaboración del Centro de restauración de Bienes inmuebles de la Generalidad de Cataluña.En 1972, el Pleno del Ayuntamiento de Badalona, ​​presidido por el alcalde franquista Felipe Antoja Vigo, acordó pedir oficialmente al Ministerio de Educación y Ciencia que declararan monumento el monasterio de Sant Jeroni. A tal efecto, se publicó en el BOE de 20 de diciembre de 1974 que Sant Jeroni de la Murtra era declarado «Monumento Histórico-Artístico de Interés Nacional», calificación que luego se incoó a las otras dependencias y alrededor del monasterio, según la resolución del 1 de diciembre de 1982 en el DOGC de 28 de enero de 1983.Por otra parte, el monasterio se han llevado a cabo diferentes excavaciones arqueológicas. La primera de ellas fue en el siglo XIX, de la mano del padre Gaietá Soler i Perejoan; otras han sido en el siglo XX: el 1972-1973, bajo la dirección de Joan Bacarisses y el asesoramiento de Josep Maria Cuyàs, en la capilla del Rosario; en 1979, el Museo de Badalona, ​​en la capilla de los Dolores; y en 1991 el Museo de Badalona llevó la dirección técnica de la excavación de la nave de la iglesia.En noviembre de 1993, los reyes de España Juan Carlos I y Sofía de Grecia, visitaron el monasterio, acompañados del alcalde Joan Blanch y el presidente de la Generalitat Jordi Pujol, para presidir el acto de conmemoración del quinto centenario de la audiencia de los Reyes Católicos a Cristóbal Colón a su tu vuelta del primer viaje a América"

Ver: https://ca.wikipedia.org/wiki/Sant_Jeroni_de_la_Murtra

La cocina mantiene elementos originales como la gran pica de mármol o la mesa de trabajo. En la actualidad está cerrado el paso que, a través de la actual portería, accedía al refletorio.


















La actual portería, entre la cocina y el refletorio:










 

No hay comentarios:

Publicar un comentario