28 abr. 2018

21/10/2017 Casa-fábrica Tarruella (Can 60) II

"El espacio juvenil de Can 60 empieza a dibujarse en la Rambla del Raval
Chavales de Ciutat Vella de entre 16 y 25 años 'trabajarán' los futuros usos de la casa-fábrica municipal en talleres participativos experimentales en plena calle
Helena López / Barcelona
Pese a que el renacer de Can 60 se antoja lejano -las obras no empezarán, mínimo, hasta el 2019- su futuro empieza a dibujarse. Tras la compra por parte del ayuntamiento de la reivindicada casa-fábrica del Raval para salvarla de la especulación y el anuncio de que el futuro equipamiento municipal compaginaría "un espacio de memoria y otro para jóvenes", llegan los detalles. En el primer apartado, el de la memoria, convivirán el Ateneu Enciclopèdic Popular -y su potente archivo- y el también impresionante fondo de material fotográfico de la Factoría Heliográfica, el único proyecto del pasado -y aún presente- de Can 60 que sobrevivirá en la nueva etapa.
Para trabajar sobre el segundo apartado, el de los "jóvenes", el distrito de Ciutat Vella ha colocado en la Rambla del Raval dos barracones -módulos en lenguaje político- que ha bautizado como #Km60Lab. El objetivo es "conectar" con los chavales del barrio, de ahí la importancia de plantarse en medio de la calle. "Queremos cambiar las formas de participación. Pasar del preguntar al hacer. Que los chicos no vinculados a ninguna entidad del territorio se sientan interpelados, se acerquen y se abran", señala la concejala del distrito y de Participación, Gala Pin. Por ello el díptico del proyecto está traducido a las lenguas más habladas en el barrio.

Empoderados y visibles

Los dos barracones, que permanecerán allí hasta julio, están dirigidos a jóvenes de entre 16 y 25 años del barrio. Pretenden hacer la función de equipamiento temporal para empezar a crear los contenidos para el equipamiento definitivo. Allí se hará lo que los jóvenes pidan hacer. Desde jugar al futbolín hasta jugar a la Play. "En estos módulos se seguirán las lógicas que se siguen en los equipamientos juveniles. Hacer de espacio de encuentro, de espacio para no hacer nada y de espacio donde empiezan a crearse microproyectos", explica uno de los tres educadores de calle que dinamizarán el espacio. La idea final es que se generen proyectos que acaben por llenar de actividad el futuro equipamiento de Can 60 cuando terminen las obras. Crear músculo. "Empoderarles y visibilizarles", resume. 
En la 'fachada' de uno de los módulos, un mural en el que los chicos anotan sus preferencias. Hip-hop, trap, boxeo... Anotan también sus espacios de referencia: Franja, Gimnàs Sant Pau... 
La casa-fábrica Tarruella, conocida popularmente como Can 60 al ocupar los números 18, 20 y 22 de la calle de la Riereta, fue construida en 1833 y tiene 5.500 metros cuadrados. Además de equipamientos de memoria y juventud, Can 60 tendrá algunas viviendas de alquiler social, entre 10 y 18, según los últimos dibujos.

Ver: https://www.elperiodico.com/es/barcelona/20180320/el-futuro-de-can-60-empieza-a-tomar-forma-6702143 
Carrer de la Riereta, 18-22















 

No hay comentarios:

Publicar un comentario