12 feb. 2017

29/10/2016 Torre Andreu, más conocida como La Rotonda I: El esqueleto y los añadidos modernos

"La Torre Andreu, más conocida como La Rotonda, es un edificio modernista situado en la esquina del paseo de San Gervasio con la avenida del Tibidabo, en Barcelona (distrito de Sarriá-San Gervasio). Fue construido por Adolf Ruiz i Casamitjana en 1906, y ampliado por Enric Sagnier en 1918.
Historia y descripción
El edificio fue en su origen la casa del doctor Salvador Andreu, quien fue uno de los principales promotores de la urbanización de la falda del monte Tibidabo, con una amplia avenida que unía el paseo de San Gervasio con la montaña, que fue ocupada por casas unifamiliares al estilo de las ciudades-jardín inglesas. Para el transporte se instaló un tranvía en la avenida y un funicular para ascender a lo alto de la montaña (1901), donde se emplazó el Parque de Atracciones del Tibidabo.
El proyecto fue encargado a Adolf Ruiz i Casamitjana, un arquitecto adscrito al modernismo de moda en la época, autor de diversas casas y edificios en Barcelona, el más conocido de los cuales es La Rotonda. En 1918 se añadieron dos pisos y el inmueble fue convertido en hotel: el Hotel Metropolitan, uno de los más lujosos de la Barcelona de entonces. Las obras fueron a cargo de Enric Sagnier, uno de los arquitectos más prolíficos de la Ciudad Condal, a caballo entre el modernismo y el clasicismo. En 1951 se hizo una nueva ampliación, a cargo de Josep Maria Sagnier i Vidal, con una reforma interior efectuada por el interiorista Jordi Galí. En 1960 el hotel fue reconvertido en la Clínica Rabassa. En 1999 el edificio fue adquirido por la inmobiliaria Núñez i Navarro, que lo restauró entre 2010 y 2016, con un proyecto de Alfred Arribas: se conservó únicamente la fachada modernista y se procedió al derribo de la edificación proyectada por Sagnier, aumentando así su volumen para poderlo convertir en un edificio de oficinas.

Ver: https://es.wikipedia.org/wiki/Torre_Andreu

"Rehabilitación de Núñez y NavarroEn 1999 pasó a ser propiedad del grupo inmobiliario Núñez y Navarro que planteó un plan de reconversión que preveía el derribo del 80% del edificio. El plan contaba con el rechazo vecinal, agrupado en torno a la Plataforma Salvemos La Rotonda, que reivindicaba la restauración de la obra modernista más importante del barrio, en mal estado desde hace muchos años, y un uso de acuerdo a su vocación ciudadana, como puede acoger el Centro Internacional del Modernismo. En abril de 2014 el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña anuló y dejó sin efecto la aprobación definitiva del plan de mejora urbana aprobado en mayo de 2008, por un defecto de forma y, por tanto, el TSJC ordena someterse el trámite de información pública y volver a aprobar el PMU entero.Una de las muestras de rechazo más importante se llevó a cabo el 21 de julio de 2011 con una concentración de protesta en la Pl. John F. Kennedy que reunió cerca de 500 personas, encabezadas por una pancarta con el lema «Núñez y Navarro especulador» y al grito de consignas como «Núñez, demonio, respeta el patrimonio». Paralelamente, la entidad vecinal reunió más de 5300 firmas en contra el plan de rehabilitación previsto.  El 9 de enero de 2012 se realizó una nueva concentración, esta vez ante el CaixaForum Barcelona, ​​lugar donde se realizaba una exposición del arquitecto Enric Sagnier, para protestar contra el derribo de parte del patrimonio protegido bajo el lema «La Rotonda también es Sagnier ».Desde 2010 el Grupo Núñez y Navarro ha invertido 6 años y 70 millones de euros en la rehabilitación de la fachada y el templete modernistas de la emblemática torre Andreu. El grupo retiraba en julio de 2016 la lona que cubría el emblemático edificio, que adquirió en 1999 y estuvo alquilado al arrendatario anterior (la Fundación Sociosanitaria de Barcelona) hasta el 2003. La actuación permitía a la mítica construcción recuperar, un siglo después, su aspecto modernista original.En la intervención, Alfredo Arribas Arquitectos Asociados ha apostado por la máxima recuperación posible del exterior e interior del edificio original. Para conseguirla, se rescatan y se protegen el volumen primigenio, las fachadas principales y el interior recuperable de la construcción original modernista, todo restaurante completamente en la medida de lo posible y respetando íntegramente tanto las determinaciones del Plan Especial del Patrimonio como las del Plan General Metropolitano.En septiembre de 2016 finalizaron las obras de adecuación del edificio, que se destinará a oficinas, locales comerciales y parkings. Entonces, se convocaron unas jornadas de puertas abiertas para dar a conocer al público que tuvieron lugar a finales de octubre de 2016.

Ver: https://ca.wikipedia.org/wiki/Torre_Andreu 

Ver magníficas imágenes de toda la evolución de la construcción, desde su construcción hasta la actualidad en: http://www.labarcelonadeantes.com/metropolitan.html



















 

No hay comentarios:

Publicar un comentario