13 feb. 2017

13/10/2016 Centro Aragonés de Barcelona I: Vestíbulo y murales de Jorge Gay

"El Centro Aragonés de Barcelona es una entidad fundada en 1909 para dar acogida a los numerosos aragoneses que viven en Barcelona y su área metropolitana. Tiene su sede en la calle de Joaquín Costa número 68, en un edificio construido por Miguel Ángel Navarro en 1916. Está presidido por Jacinto Bello López y cuenta con unos 2100 socios.
Entre otras actividades organiza cursos de canto y baile de jotas, aragonés y rondalla, además de talleres de costura e indumentaria aragonesa. Su sede consta de un salón de actos, una sala de exposiciones y de una biblioteca que cuenta con 15.000 volúmenes.
En Barcelona también existe otra casa regional aragonesa, el Centro Aragonés de Sarrià, con sede en la calle de Fontcuberta nº 23.

Ver: https://es.wikipedia.org/wiki/Centro_Aragon%C3%A9s_de_Barcelona

"El pasado 26 de agosto (2009), el pintor aragonés Jorge Gay cumplió 59 años y lo celebró de una manera muy especial, terminando de montar dos enormes murales que, a partir del próximo 28 de septiembre, podrán verse en la entrada de Centro Aragonés de Barcelona. La emblemática casa celebra este año el centenario de su fundación y ha aprovechado la ocasión para remodelar y dar nueva vida a parte de sus instalaciones.

Durante nueve meses, Gay ha estado trabajando en estas obras, un homenaje a los miles de emigrantes que durante años han salido de Aragón en busca de un futuro mejor y lo encontraron en Barcelona.

'El lugar de los sueños', este es el título elegido por Jorge Gay para esta obra, compuesta por dos murales de 4,10 x 3,11 metros, que llevan por titulo 'El viaje' y 'El sueño'.

El primero de ellos refleja el momento de la partida de cientos de aragoneses que, por razones económicas o sociales, tuvieron que dejar su tierra de origen. Un mural en el que predominan los tonos ocres y grises con los que Gay identifica a Aragón. En uno de sus extremos aparece el mar Mediterráneo y las industrias que dieron trabajo a estos emigrantes.

"Es el homenaje a todas aquellas personas que salieron a buscar un sueño y lo encontraron en Barcelona, una ciudad hospitalaria que los recibió con los brazos abiertos y donde ellos echaron raíces", afirma Gay.

La Ciudad Condal es la protagonista absoluta del segundo de los murales, 'El sueño', un trabajo en el que predomina el azul intenso del mar, y otros motivos representativos de Barcelona, como las torres de la Sagrada Familia, de Gaudí.

Este cuadro simboliza la llegada y la permanencia de esos emigrantes que, como los abuelos o padres de los 1.600 socios del Centro Aragonés de Barcelona, crearon allí sus propias familias.

Hace unos meses, cuando Jorge Gay recibió el encargo de intervenir en la entrada de la Casa de Aragón en Barcelona, tuvo claro desde el principio el mensaje que quería transmitir. Apenas hicieron falta unos cuantos bocetos y en su estudio de Zaragoza, durante casi nueve meses, perfiló los murales.

"Yo soy pintor y muralista ocasional, pero acepté la propuesta encantado porque me gusta someterme a retos y esta era una historia muy especial, que me ha permitido encontrar cosas nuevas. Historias y proyectos como este son los que me motivan y me hacen sentir vivo", indica Gay".






















No hay comentarios:

Publicar un comentario